Transparencia de las industrias extractivas

Retos y Alcances de la Sociedad Civil ante EITI México

 

Descargar documento completo

En este documento se hace un esfuerzo por rescatar la memoria de las personas que han participado desde distintos espacios de la sociedad civil en la implementación de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI) en México, cuyo  proceso ha venido desarrollándose desde 2013. La finalidad es hacer un balance de los retos a los que se ha enfrentado la sociedad civil, pero también destacar los logros que se han alcanzado en el marco de este proceso multipartícipe.  A partir de 2013, en el contexto de la aprobación de la Reforma Energética, para el gobierno mexicano era fundamental legitimarla a través de la implementación del estándar EITI y con ello atraer la inversión extranjera al sector energético del país; sin embargo, sus propios errores dificultaron el logro de tal objetivo. No fue sino hasta noviembre de 2016 que finalmente se formalizó la instalación del Grupo Multipartícipe Nacional (Espacio en el que participan Empresas, Gobierno y Sociedad Civil) bajo los términos del Grupo Amplio de Sociedad Civil y su Grupo de Representantes y Suplentes (GA-GRS respectivamente).

Así, para el GRS, el GMN ha sido un espacio rico en análisis, diálogos y acuerdos, pero también en diferencias, confrontaciones y disputas, donde ha demostrado capacidad de empoderamiento ciudadano. Por lo anterior, el Primer Informe de País por parte de México, publicado formalmente el 24 de abril de 2019,  es el reflejo de un proceso que debe ser evaluado por la ciudadanía; deberá servir a la transparencia y gobernanza del sector extractivo, a la exigibilidad de los derechos humanos de las comunidades y a la rendición de cuentas por parte de las empresas como corresponsables del respeto y la promoción de los derechos humanos, y de la remediación de violaciones en caso de que así sea.

En ese sentido, el presente documento también busca colocar el foco en el proceso mismo de implementación de otros grupos multi-actor como el GMN, aportando elementos que puedan servir para generar mejores prácticas que garanticen la participación libre e independiente de comunidades y organizaciones de la sociedad civil. De tal manera, el estudio da cuenta de la capacidad de asociación que tiene el GRS, el cual es marcadamente superior a sus capacidades de acceso a toma de decisiones públicas, operación, participación y expresión, dentro de la implementación de la iniciativa EITI México; asimismo aporta elementos para profundizar en la interpretación de estos indicadores.

Finalmente, arroja una evaluación de manera global sobre la experiencia de la sociedad civil respecto a su participación dentro de la Iniciativa EITI México con base en dos conjuntos de criterios, unos de efectividad y otros de aceptación. Además, se establecen una serie de recomendaciones dirigidas al GMN y las entidades financiadoras que tienen injerencia en el proceso EITI México. El informe indica que es necesario mejorar las condiciones de participación de la sociedad civil en el pleno del GMN, superando las actuales deficiencias operativas y presupuestales. Por lo que respecta a las financiadoras, entre otras cuestiones, se recomienda formalizar espacios que tomen en cuenta las necesidades de la diversidad de las personas de la sociedad civil que participa en EITI México, previo al establecimiento de programas y asignación de recursos.

 

 

Related Posts